El efecto devastador del Covid-19 frente a la atención a la tuberculosis: un camino hacia la recuperación

14 enero, 2022

“Covid-19’s Devastating Effect on Tuberculosis Care – A Path to Recovery”

“El efecto devastador del Covid-19 frente a la atención a la tuberculosis: un camino hacia la recuperación”

Madhukar Pai, M.D., Ph.D., Tereza Kasaeva, M.D., Ph.D., and Soumya Swaminathan, M.D.

NEJM; January 5, 2022

DOI: 10.1056/NEJMp2118145

https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMp2118145

La pandemia de Covid-19 ha tenido efectos devastadores en todos los aspectos de la salud mundial, pero los servicios de tuberculosis se han visto afectados de manera desproporcionada.

Según el Informe mundial de tuberculosis de 2021 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las notificaciones de casos se han desplomado debido a las interrupciones relacionadas con la pandemia en servicios. Por primera vez en más de una década, la mortalidad por tuberculosis ha aumentado.

  • La OMS estima que casi 10 millones de personas desarrollaron tuberculosis en 2020. Sin embargo, solo se diagnosticaron e informaron 5,8 millones de casos, lo que refleja una disminución del 18 % con respecto a 2019. Esta disminución se concentró en 16 países, con países asiáticos (especialmente India, Indonesia, Filipinas y China) que registraron las mayores reducciones en la notificación de casos. Todos estos países tuvieron brotes importantes de Covid-19 e interrupciones en los servicios de atención médica.
  • Las muertes por tuberculosis han aumentado debido a la reducción del acceso a la atención. En 2020, hubo aproximadamente 1,5 millones de muertes por tuberculosis en todo el mundo, lo que representa el primer aumento anual de muertes por tuberculosis desde 2005
  • Otros efectos negativos relacionados con la pandemia incluyen una reducción del 15 % en la cantidad de personas tratadas por tuberculosis resistente a los medicamentos, una reducción del 21 % en las personas que reciben tratamiento preventivo para la infección tuberculosa y una reducción más de 5.000 millones de $ en el gasto mundial en tuberculosis entre 2019 y 2020.

Dados estos contratiempos, el progreso hacia los objetivos de 2022 establecidos por la reunión de alto nivel de la ONU sobre la tuberculosis está retrasado. Se espera que la tendencia empeore, impulsada por los aumentos repentinos de la COVID-19 en los países de ingresos bajos y medianos. La aparición de la variante Omicron plantea una nueva amenaza, El modelo de la OMS sugiere que los efectos de la pandemia en la incidencia y la mortalidad por tuberculosis se exacerbará.

El camino hacia la recuperación requerirá tanto pasos inmediatos a corto plazo como acciones a más largo plazo:

  • Poner fin rápidamente a la pandemia de Covid-19 es fundamental para reconstruir los servicios de tuberculosis y otros servicios de salud esenciales. Ningún país puede mantener bajo control las nuevas variantes sin una alta cobertura vacunal contra el Covid-19.
  • Los paneles de control de Covid-19 en tiempo real están ampliamente disponibles y los gobiernos responden de inmediato a los nuevos datos. Los programas de tuberculosis pueden aprender de este enfoque, con inversiones en sistemas de datos digitales, diagnósticos y herramientas digitales de apoyo.
  • Mejorar la detección de casos es una prioridad urgente. Será necesario aprovechar las aplicaciones basadas en teléfonos móviles y las herramientas digitales para mejorar la educación de los pacientes, la clasificación, las derivaciones y la detección de contactos. Además, es fundamental el desarrollo de una prueba simple de tuberculosis en el punto de atención, una vacuna mejorada contra la tuberculosis y regímenes de medicamentos ultracortos.
  • Todos los países han ampliado su capacidad de pruebas moleculares para Covid-19, y esta capacidad podría usarse para pruebas de tuberculosis, en combinación con la validación de muestras más simples que no sean de esputo.
  • Debido a la necesidad de brindar atención médica durante los confinamientos, se han logrado avances sustanciales en salud digital, provisión de servicios remotos, inteligencia artificial, uso de tecnologías digitales para promover la adherencia a los medicamentos, y el uso de farmacias electrónicas en combinación con la entrega de medicamentos a domicilio. Estos sistemas podrían aprovecharse para laatención y prevención de la tuberculosis a gran escala.
  • A más largo plazo, solo mediante el establecimiento de colaboraciones multisectoriales que involucren intervenciones personales, sociales y del sistema de salud podremos poner fin a la epidemia mundial de tuberculosis para 2035.
  • Estos esfuerzos requerirán una mayor financiación. Las inversiones en nuevas vacunas contra la tuberculosis ascienden a apenas 100 millones $ por año, y las inversiones generales en investigación y desarrollo alcanzaron solo 900 millones $ en 2020, en comparación con una necesidad estimada de $2 mil millones.

La tuberculosis debe incluirse en la agenda de preparación y respuesta ante pandemias, que probablemente será el foco de atención de los gobiernos internacionales y los aumentos en el gasto en salud en el futuro. Los líderes mundiales deberían comprometerse a vacunar a las personas en todo el mundo para ayudar a poner fin a la pandemia de Covid-19. También deben reafirmar su compromiso de poner fin a la epidemia de tuberculosis, trabajar más para mitigar los efectos de la pandemia y abordar los determinantes sociales, ambientales y económicos de la infección y mortalidad por tuberculosis.

Dejar Comentario

Déjanos tu comentario, es importante para nosotros. Tu email nunca será publicado..

Por favor espere...

El efecto devastador del Covid-19 frente a la atención a la tuberculosis: un camino hacia la recuperación - Fundación Quaes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Visita nuestra nueva escuela de formación biomédica

You have Successfully Subscribed!